Blog

Mi obsesión con Tlaxcala

Ustedes no están para saberlo ni yo para contarles, pero viví casi dos años en Tlaxcala, ese lugar en el que todos dicen que no existe o que solo se llega como se llega a Narnia.

Para los que me leen desde fuera de México Tlaxcala es un estado que se encuentra a unas 3 horas desde la Ciudad de México. Es MUY chiquito y es conocido por ser “La Cuna de la Nación”

Muchas personas creen que este pequeño y remoto lugar no tiene nada para ofrecer, pero debido a su pasado histórico es uno de los lugares de México que más conserva sus tradiciones.

Tlaxcala es un estado que es mejor visitarlo por temporadas, como en Julio para ver en Nanacamilpa las luciérnagas y tomarte un pulque, o cuando se pone la Feria es lo máximo, los tapetes en la noche que nadie duerme en agosto o la Huamantlada.

También les recomiendo (si les gusta) ir a una corrida de Toros, Tlaxcala es uno de los estados que tiene una tradición taurina muy rica.

Recorrer los caminos de Tlaxcala es mágico, yo siempre encontraba lugares en los que deseaba bajarme a tomarme fotos (y mi jefa en ese momento era tan linda que hacía que nos detuviéramos para que Nini pudiera sacarse sus fotos en lugares soñados).

Generalmente hace mucho calor en Tlaxcala aunque su clima lo describiría como un poco EXTREMO.
Ah y por si tenían duda, sí solo hay unas escaleras eléctricas. jajaja

Cuéntenme… ¿qué lugar aman ustedes de México, y porqué?

Consultor en Imagen, especialista en Armarios Inteligentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *